El fútbol en manos de VAR… Baros…

Quienes manejan el VAR están acabando con la emoción en el fútbol.

Lionel Messi juega con Leandro Paredes, quien profundiza con Nicolás González, que llega al fondo y centra atrás para Giovani Lo Celso, quien ve llegar a Messi desde atrás, le pone el balón para que el 10 defina en carrera y marque el 2-1 ante Paraguay.

Gran celebración porque el partido estaba muy apretado. Pero un momento, hay revisión del VAR, y el gol no vale porque 27 segundos atrás, González le hizo falta a Ángel Romero para recuperar el balón y el juez no vio la falta, dejó seguir y pasó lo único que Argentina no podía hacer, el gol.

Si los jugadores perdían el balón, si Paraguay hacía una falta, si terminaba la pelota en el tiro de esquina, no pasaba nada, pero a los jugadores argentinos les dio por asociarse y marcar un gol, hicieron gritar de emoción a miles de fanáticos, y de pronto, el VAR volvió a aparecer para ser el verdugo de la alegría y sentenciar que esos 27 segundos de juego ya no valían.

Eliminatora suramericana
Wilmar Roldán fue cuestionado por los goles que le anuló a Uruguay, en el juego amte Ecuador por la eliminatoria a Catar 2022.

Y vuelve la polémica por las decisiones que se toman desde el VAR, porque se desnaturaliza el juego y no hay certeza de que haya justicia, solo queda una sensación continua de inquietud por lo que se está juzgando. Ya no se sabe si cantar un gol o mirar  al juez para ver qué pequeña cosa puede acabar con lo más bonito que tiene el fútbol, la emoción del gol.

Ejemplos hay muchos, como el gol que le anularon al Leeds United de forma increíble ante el Crystal Palace, porque el hombro de Patrick Bamford estaba un centímetro adelantado, cuando quería marcarle el pase a su compañero Mateusz Klich.

Tévez acaba de marcar en fuera de lugar, en el juego de Argentina ante México en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Pero también los defensas se han visto bastante afectados, porque muchos roces, normales, en un deporte de contacto, terminan en dudosos penaltis, como le sucedió a Colombia ante Uruguay, cuando Jeison Murillo intentó despejar el esférico en el área en un ataque de Rodrigo Betancur. Balón dividido, ambos fueron por la pelota, el jugador uruguayo con la ventaja de ir de frente, sintió al defensor y se dejó caer. La decisión del VAR, “hubo contacto”, por supuesto, si se supone que es un deporte de contacto, y el defensa tiene que ir con todo a despejar el balón, pero para esta nueva generación facilista de jueces, fue penal, y ese cobro definió el partido.

Johan Mojica en el Granada, tuvo suerte que no le cobraran penalti cuando el balón le picó de más y pegó en su hombro.

Y también el cambio de la penalización de las manos, genera incertidumbre en las gradas, antes se juzgaba si había intención o no de jugar el balón con la mano, ahora se cobra si es natural o antinatural la posición. El resultado, manos completamente involuntarias que terminan en penaltis ante la impotencia del jugador, que ve como le resulta imposible amputarse los brazos para no caer en la penalidad.

Por un fútbol más justo, menos VAR…baros que lo dirijan.

Luis Suárez atajó el balón con las manos, en el juego ante Ghana en el Mundial de Sudáfrica 2010, el árbitro cobró el penalti y expulsó al goleador.

El fútbol es el deporte más seguido en el mundo por las emociones que genera, los dirigentes no pueden quitarlas porque se perdería la esencia del mismo. El cambio de la norma de las manos, era totalmente innecesaria, porque iba a empezar a implementarse el VAR, donde el juez podía revisar su decisión, si era voluntaria o no la mano, eso es lo justo.

El VAR marcó fuera de lugar de Uruguay ante Ecuador en las Eliminatorias a Catar 2022.

Los hinchas quieren ver goles, no se puede marcar fuera de lugar en jugadas porque se tiene el dedo gordo adelantado. Se había avanzado con la norma que indicaba que si el juez de línea tenía duda debía dejar seguir el juego en pro del espectáculo, y ahora con el VAR se debería mantener este parámetro, si el delantero tiene uno de los pies en línea con el defensor, que haya fútbol, y no se corten las posibles jugadas que producen emoción en el espectador porque la cabellera del anotador está dos centímetros adelantada.

Eliminatoria Europea al Mundial de Sudáfrica 2010, Henry se lleva el balón con la mano, la jugada termina en gol y Francia elimina a Irlanda.

Los aficionados al fútbol, solo queríamos que fuera más justo, que no hubieran más goles como el de Maradona a los ingleses, o que Francia no eliminara a Irlanda por la mano de Henry, que no hayan goles en flagrante fuera de lugar como el de Tévez ante México en 2010 y que un línea despistado convalidó, que goles como el de Inglaterra a Alemania en el Mundial de Suráfrica 2010, no se dejaran de marcar por lo rápido de la acción. Queremos seguir viendo defensas que lo den todo por defender su arco y que se la pongan difícil a los delanteros, no que parezcan conos porque al mínimo contacto les cobran penal.

Era gol de Lampard, Nauer lo sufre en el aire, pero el gol inglés ante los alemanes no contó porque el juez no lo vio.

Queríamos que se corrigieran esos detalles, no que le quitaran la alegría al fútbol, que es un deporte apasionante, por eso mismo, porque es sencillo, dejen de enredar el juego y vuelvan a lo básico, no sean VAR…baros.

La mano de Dios de Maradona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s